TRAJE ANTI-BOMBAS

La misión y objetivo de United Shield es utilizar su tecnología de Explosión de Ondas, con el fin de proveer la más avanzada solución para el equipado y protección del personal anti-bombas (IED y EOD). A la par de esto, United Shield también busca proveer de un equipo que cubra todas las amenazas de fragmentación, calor, shock, impacto y agentes químicos.

Presiones altas y Protección contra Ondas de Choque

Durante la explosión de un dispositivo se efectúa una onda de choque, la cual puede tener efectos devastadores al transmitirse entre materiales de distintas densidades. Es aquí, cuando las resonancias se acumulan y pueden causar daño celular o fractura de extremidades. Los pulmones son particularmente vulnerables a este fenómeno, dado que las células alveolares que los recubren estallan, causando un trauma masivo y mortal conocido como Estallido Pulmonar.

Otros órganos como los oídos y la garganta son igualmente susceptibles a estos problemas, tal es el caso de una mínima sobre-presión que puede ocasionar perforación del tímpano.

Sumado a esto, la onda explosiva puede entrar en resonancia con los huesos de las extremidades causando fracturas graves y desplazamientos que pueden derivar en la posterior amputación del miembro.

Para evitar todo esto, las zonas del torso y placas en la ingle son balanceadas acústicamente con materiales absorbentes, para desacoplar la onda expansiva y amortiguar sus efectos.

Además, el traje está diseñado de tal manera de minimizar las fuerzas de desplazamiento ya que posee un coeficiente de resistencia aerodinámica bajo, que ayuda a mantener todo compacto.

Protección Balística – Resistencia a Fragmentaciones

Cuando un dispositivo explota, el operativo estará expuesta a una lluvia de fragmentos provenientes directamente del dispositivo (Fragmentación Primaria) o del área que lo rodea (Fragmentación Secundaria). Para simular esta experiencia en el laboratorio, se estableció una prueba en la que se usan Simuladores de Fragmentos de Proyectiles (FSP, 17 grain o 1.1 gm), acorde a la Norma STANAG 2920 o MIL STD 662 E.

V50 es la velocidad teórica en la que el 50% de los fragmentos penetran y el otro 50% es amortiguado por la armadura. A mayor V50, mejor armadura.

El traje BS MK4 usa la última tecnología en Aramida, que ofrece la mejor flexibilidad sin comprometer la capacidad antibalística. El Casco posee una Protección de Cara de multicapas transparentes que permite que sea el Casco EOD más ligero y cómodo disponible en el mercado.

Fuerzas de Desplazamiento

Una vez que los fragmentos y la onda expansiva se produjeron, hay una masiva expansión de aire alrededor del dispositivo, que causará que los objetos vuelen por el aire, entre ellos el operador. Los efectos de salir disparado por el aire son numerosos y dependen de la posición del operador y objetos alrededor suyo en ese momento.

Para prevenir las heridas físicas causadas por impactos a baja velocidad, el casco está desarrollado con materiales que absorben el impacto, al igual que la médula espinal que se protege con un protector espinal, utilizado debajo del traje. El amortiguador que se coloca en las placas también protege de impactos a baja velocidad.

Para minimizar el traumatismo y la posterior amputación, los trajes están bien provistos para reducir el desplazamiento y también para mantener las extremidades unidas al cuerpo, cuando en el peor de los casos se hayan fracturado los huesos en el interior. Médicamente, al lograr esto, la posibilidad de salvar la extremidad aumenta drásticamente.

Protección contra el Fuego y Calor

Durante todas las explosiones, hay un destello que genera partículas a altas temperaturas. Este destello es generalmente de corta vida y por ello la conducción termal no es un grave problema, como sí lo es la inflamabilidad y los efectos de las partículas a altas temperaturas en órganos sensitivos como los ojos.

Para combatir esto, el traje no sólo es intrínsicamente anti-inflamante y resistente, como también está hecho de Aramida, sino que además está cubierto con tela Nomex®.

El diseño del casco y la configuración de la visera, también provee una excelente protección para los ojos y el rostro frente a las partículas a altas temperaturas.

Guantes especiales en tela de Aramida están opcionalmente disponibles, y protegerán al operador frente a lo expuesto.