DELSAR: “Detector de Vida”

Es un dispositivo de escucha acústica o sísmica diseñado específicamente para detectar y localizar víctimas con vida que han quedado atrapadas en estructuras colapsadas a raíz de terremotos, explosiones, deslizamientos de tierra, desastres ocurridos en minas o derrumbres ocurridos en construcciones.

Equipos de rescate de todo el mundo han confiado en el “Detector de Vida Delsar” durante más de 15 años para detectar y localizar rápidamente víctimas atrapadas en edificaciones colapsadas. Este producto básicamente convierte toda la estructura colapsada en un gran micrófono sensible para identificar señales procedentes de las víctimas sepultadas. Los sensores sísmicos y acústicos del sistema convierten las vibraciones creadas por la víctima con vida en señales audibles y visuales.

Características

  • Panel de visualización claro y fácil de leer.
  • Equipado con hasta 6 sensores sísmicos, 1 sensor acústico (se dispone de un segundo sensor acústico opcional)
  • Ve simultáneamente la potencia procedente de todos los sensores para identificar la señal más fuerte.
  • Filtros de reducción de ruido para obtener una mejor calidad de audio.
  • Graba los últimos 5 minutos de audio.
  • Dos salidas para auriculares.
  • Pilas de iones de litio compatibles con la SearchCam 3000
  • Sensor acústico compatible con los juegos de tubos de la SearchCam 3000

Simulador de Víctimas

Esta diseñado para ayudar en la capacitación y comprobación del “Detector de Vidas Delsar”. Para una capacitación efectiva se requieren condiciones realistas que puedan repetirse hasta que el alumno aprenda los procedimientos.

En la capacitación o en una acción real de respuesta a un desastre, debería utilizarse el Simulador de Víctimas para determinar a que distancia deben colocarse los sensores entre sí. Esto se hace usando una señal sísmica controlada, constante, generada por el Simulador de Víctimas en los diferentes materiales encontrados durante un rescate. Basta con colocar el Simulador de Víctimas sobre el material y alejar de él un sensor sísmico hasta que no pueda detectarse o haya alcanzado la distancia máxima de 10 metros. Esto determinará la distancia mínima de separación entre sensores durante la búsqueda.

El Simulador de Víctimas consiste en un martillo, accionado por un monitor con pilas. que golpea la superficie con una frecuencia de aproximadamente 40 veces por minuto. Funciona tanto con un interruptor como con un control remoto inalámbrico.